Entradas de] arvensisagro

Ensayo Quicelum en olivo

En Arvensis, hemos dedicado años a la innovación y al desarrollo de fórmulas avanzadas que permiten a las plantas expresar su máximo potencial. Dentro de nuestro portafolio de productos, uno de los bioestimulantes más destacados y con mayor trayectoria es QUICELUM, un potente potenciador del desarrollo vegetal.

Este ensayo agronómico se centra en los beneficios y aplicaciones de QUICELUM, destacando cómo este producto no solo mejora el rendimiento de los cultivos, sino que también contribuye significativamente al cuidado del campo y a la maximización de los beneficios para los agricultores.

¿Qué es Quicelum?

QUICELUM es un bioactivador y estimulador del potencial genético, formulado en base a extractos de algas y semillas que promueve el equilibrio hormonal de los cultivos. Se trata de un producto de origen vegetal totalmente orgánico, con residuo 0%.

QUICELUM maximiza la eficiencia de los procesos fisiológicos que regulan la absorción y translocación de los nutrientes, la utilización de la energía solar en la formación de fotosintatos, el movimiento de los precursores desde los órganos fuente a los órganos sumidero, etc. Además, lleva a sus máximas expresiones el crecimiento, la brotación, la floración, el cuaje y la maduración. QUICELUM revitaliza al olivo y aumenta la eficacia de la actividad fotosintética.

QUICELUM es un bioestimulador no hormonal que promueve que la planta sintetice y almacene una amplia y completa dotación de hormonas, estas permitirán a los genes expresarse rápida y eficientemente en cada momento. De esta manera, cada etapa (floración, cuajado, llenado, etc.) puede desarrollarse en el momento requerido según los estímulos y aportes. Esto permite que cada fase sea más completa y homogénea en el árbol.

Quicelum

Datos del ensayo

Cultivo

Olivar superintensivo en suelo franco y arcilloso

Localización

124 hectáreas de la variedad Arbosana, situado cerca de Ervidel

Fecha

4 de octubre

Superficie

50 Ha tratado 70 Ha control

Dosis

QUICELUM a una dosis de 1,5 l/1000 l de agua y FORTIK SOLID a 3 kg/1000 l de agua.

Se analizarán parámetros importantes como el contenido de grasa, la relación grasa/materia seca, la humedad y la variabilidad del tamaño y el peso de las aceitunas. El objetivo final de este ensayo es cuantificar el impacto económico de la aplicación de QUICELUM en los ingresos por hectárea de aceite de oliva.

Desde el principio hasta el final del ensayo, no hubo cambios en la rutina de trabajo en la finca.

Procedimiento experimental

El ensayo de Quicelum se dividió en dos parcelas, una en suelo arcilloso y otra en suelo franco. En todas las parcelas se aplicó Fortik Solid, un producto a base de potasio y azufre, así como un fungicida y un insecticida.

Antes de aplicar los productos, se pesaron y midieron 100 aceitunas tomadas al azar de todas las parcelas. A lo largo del ensayo, se pesaron las aceitunas y se analizó su contenido en grasa, materia grasa/seca y humedad. Siempre se utilizó el mismo proceso aleatorio de recogida de muestras para mantener la fiabilidad del ensayo.

Al final, las muestras se recogieron parcela por parcela y se transportaron por separado a la almazara. A continuación, se registró la cantidad en kg de aceitunas y kg de aceite.

Resultados y análisis

Para que un ensayo sea lo más útil posible, debemos vincular siempre los resultados a la realidad del campo, de la industria olivarera y de la rentabilidad económica de una actividad empresarial.

Que aumente el valor del rendimiento graso en nuestro cultivo no siempre significa que tengamos más aceite en nuestros árboles; a veces, puede significar tan sólo que las olivas pierden agua pese a no almacenar más aceite; esto, por ejemplo, ocurre en un estado de sobremadurez en el que se han perdido frescura, aromas, sabores, etc.

Por otra parte, puede aumentar el peso de nuestras olivas, sin significar necesariamente que aumente la cantidad de aceite que llevamos a la almazara. Por ejemplo, es común que después de una tormenta de septiembre las olivas se hinchen de agua, con lo que aumentará el peso, pero el rendimiento disminuirá ya que la cantidad de aceite dentro de la oliva será la misma que antes de la lluvia.

QUICELUM nos ofrece una solución completa que se adapta al campo:

  1. Mejora la floración y el cuajado, lo que se traduce en un aumento del número de olivas por árbol.
  2. Favorece la multiplicación y engrosamiento celular, lo que conlleva un aumento del peso de las olivas.
  3. A través de una mejora de la eficiencia fotosintética, potencia la biosíntesis de ácidos grasos, consiguiendo aumentar el rendimiento graso.

Figura 1 La cantidad de aceite producida en 100 olivas.

La figura 1 muestra la cantidad de aceite producida en 100 olivas. En el tratamiento con QUICELUM, en los dos tipos de suelos (franco y arcilloso), la cantidad de aceite en los frutos aumentó durante todo el periodo de evaluación (entre el 17 de octubre y el 14 de noviembre). En cambio, en el tratamiento testigo, la cantidad de aceite en los frutos aumentó durante sólo parte del periodo de evaluación (entre el 17 de octubre y los primeros días de octubre).

Figura 2 Peso en gramos de 100 aceitunas aleatorias.

La figura 2 muestra que, referido a la medición del 14 de noviembre, QUICELUM aumentó el peso de las olivas un 18,9% respecto al control en suelo franco y un 14 % en suelo arcilloso. El peso de las olivas en el suelo franco fue mayor que en el suelo arcilloso.

Figura 3 Producción de aceitunas (Kg/ha)

La producción de aceitunas aumentó espectacularmente con la aplicación de QUICELUM (figura 3). QUICELUM aumentó en 1690 kg/ha la cosecha de olivas en suelo franco y 517 kg/ha en suelo arcilloso: 14,1% de aumento en suelo franco y 3,9% en suelo arcilloso.

Figura 4 Producción de aceite (Kg/ha).

QUICELUM aumentó la producción de aceite a través de una mayor producción de aceitunas y un mayor rendimiento graso: el rendimiento graso con QUICELUM fue 16% (franco) y 16,1% (arcilloso) frente a 15,8 y 15,7% para testigo.

 Sin la aplicación de QUICELUM, las diferencias entre tipos de suelo fueron notables, previsiblemente por una mayor eficiencia en el almacenamiento de agua y nutrientes del suelo arcilloso: en suelo arcilloso, la producción de olivas fue 10,1% mayor que en suelo franco (datos para los testigos); la producción de aceite fue 9,4% mayor en el suelo arcilloso.

¿Cómo reducir el impacto de los suelos calcáreos?

Los suelos calizos se caracterizan por su alto contenido en carbonato cálcico. Esta composición confiere al suelo una textura específica y propiedades como un pH generalmente alto, que afecta directamente la disponibilidad de nutrientes y la actividad microbiana, lo que genera algunos retos y problemas a la hora de cultivarlo.

CaCO3 (%) Interpretación
< 5 Muy bajo
5-10 Bajo
10-20 Normal
20-40 Alto
>40 Muy alto

Estos problemas son principalmente:

  • Dificultad para absorber el fósforo, los fertilizantes que contienen fosforo se someten a una serie de reacciones químicas con el calcio que terminan por disminuir la solubilidad del fósforo. El fósforo reacciona con el carbonato de calcio para formar el fosfato tricálcico insoluble, por lo tanto, la disponibilidad de fósforo para el cultivo depende de la aplicación continua de fósforo soluble y de la disolución de fósforo fijado.
  • Existen problemas para absorber el hierro al existir un antagonismo entre los carbonatos y el Fe en los suelos. El pH de un suelo determina la disponibilidad de Fe y de otros microelementos al afectar su solubilidad. El Hierro es el microelemento más afectado por esta razón ya que por cada unidad de aumento del pH (entre 4 y 9) su disponibilidad se reduce 1,000 veces al convertirse en carbonato de hierro, que es insoluble en agua y no absorbible, mientras que la disponibilidad de Mn, Zn y Cu disminuye 100 veces por cada unidad de incremento en el pH.
  • Cuando se añaden fertilizantes amoniacales a suelos calcáreos, la pérdida en forma de amoníaco es muy alta porque la presencia de carbonato de calcio, que tiene un efecto alcalino, provoca la conversión de iones de amonio en amoníaco altamente volátil.
  • La formación de una costra dura en la superficie del suelo calizo se considera un problema de importante impacto porque dificulta la germinación de las semillas.

Recomendaciones generales para reducir el impacto de los suelos calcáreos

Recomendaciones generales para reducir el impacto de los suelos calcáreos

  • El uso de fertilizantes en forma de ácidos, como el ácido nítrico y el ácido fosfórico, ayuda a reducir el pH.
  • Pulverizar micronutrientes y calcio en forma quelatada, lo que facilita que la planta se beneficie y absorba estos elementos.
  • El uso de azufre o yeso agrícola en el abonado de fondo que favorece el enraizamiento y la capacidad de las plantas para absorber adecuadamente agua y nutrientes y permite incrementar la acidez del suelo, ya que los suelos calcáreos se caracterizan por una alta alcalinidad.
  • Prestar atención a la fertilización orgánica porque se considera una de las formas más fáciles y beneficiosas para que las plantas agreguen nutrientes. El aumento de la fertilización orgánica conduce a un aumento de la fertilidad del suelo y a una mejora de sus propiedades físicas, biológicas y químicas.
  • Se recomienda no espaciar los periodos de riego y hacerlo con riegos ligeros y cercanos para evitar el endurecimiento de la costra superficial del suelo.

Soluciones Arvensis para suelos calcáreos

FERTTYBYO contiene microorganismos cuidadosamente seleccionados para favorecer el desarrollo vegetativo y radicular de los cultivos. La aplicación de FERTTYBYO genera un mejor desarrollo vegetativo del cultivo y permite que la planta solubilice el fosforo en estado insoluble mediante la liberación de unos ácidos orgánicos. También como bacterias PGPR, FERTTYBYO produce y libera sustancias quelantes llamadas sideróforos, que transforman el ión hierro Fe3+ en ión ferroso Fe2+ haciéndolo asimilable para la planta.

CRIPTHUM es una suspensión concentrada líquida de partículas de ácidos húmicos y fúlvicos encapsulados, totalmente activos y extraídos de leonardita natural cuidadosamente seleccionada, y cuya principal característica diferenciadora con el resto de enmiendas húmicas presentes en el mercado es que posee un pH ácido que ayuda a reducir la alcalinidad de los suelos calcáreos y como consecuencia mejorar la absorción de las plantas.

ABSORTIM es un formulado capaz de mejorar la infiltración y retención del agua de riego o de lluvia en todo tipo de suelos, distribuyéndola en un área más extensa y uniforme. En suelos calcáreos, ABSORTIM rompe la costra dura evitando encharcamientos y aumentando la aireación y el drenaje.

Suelos inmunes a enfermedades

El suelo es un ecosistema complejo y dinámico. Una cucharada de suelo contiene más de 100 millones de microorganismos. Algunos de estos microorganismos son patógenos para distintos cultivos vegetales; y causan enfermedades que suponen unas importantes pérdidas económicas para el sector, afectando a la viabilidad y el rendimiento de las cosechas.  

Distintas interacciones entre los microorganismos del suelo y la planta (Zhuang et al., 2024)

El incremento en el uso de pesticidas, unido al hecho de que el agua y los suelos cada vez están mas contaminados está llevando a las autoridades a un fuerte control legislativo sobre distintas sustancias que clásicamente se utilizaban para el control de los fitopatógenos. Numerosos investigadores a buscar alternativas que sean económicamente rentables y respetables con el medio ambiente.

Ya desde los años 60 se conocen los suelos supresivos; y se están intentando estudiar para aprovechar el potencial que pueden aportar al control de enfermedades. La capacidad supresiva de los suelos se atribuye principalmente (aunque no exclusivamente) a la diversidad de las comunidades de microorganismos presentes en dichos suelos.

¿Qué son los suelos supresivos?

Un suelo supresivo está definido como un suelo que presenta condiciones que hacen que:

  • El patógeno no puede establecerse
  • Se establece, pero no logra producir enfermedad
  • Se establece y causa enfermedad, pero su incidencia disminuye con la producción continuada del cultivo

Existen 2 tipos de supresión:

  • General: producida por todos los microorganismos que residen en un mismo suelo. Es efectiva frente a un gran número de patógenos, pero no puede ser transferida a suelos conductivos (los que no son supresivos). Generalmente este tipo de supresión se tiene en cuenta más como una característica del suelo, que no se deteriora/pierde en ausencia de la planta.
  • Específica: es resultado de un solo microorganismo o comunidad frente a un patógeno o patógenos del mismo género. Esta supresión puede transferirse a suelos conductivos cuando se inocula con una cantidad de 0,1-10% p/p de suelo supresivo.

Contribución de los microorganismos a los suelos supresivos

Por la facilidad de estudio, las bacterias son los microorganismos que han recibido mas atención en cuanto a su efecto en los suelos supresivos. No obstante, está bien demostrado que hongos, archaeas e incluso nemátodos tienen importancia en la capacidad de supresión de un suelo.

Cuando nos referimos a la supresión general, los mecanismos que influyen son la competencia entre los microorganismos residentes y los patógenos por los recursos, los nutrientes y el espacio, así como la liberación de ciertos compuestos antibióticos y toxinas.

En relación a la supresión específica los mecanismos que actúan principalmente son la predación y el parasitismo de los patógenos por parte de los microorganismos del suelo.

Sin embargo, hay evidencias que indican que la capacidad de supresión no solo viene dada por factores bióticos, sino que está influenciada por factores abióticos como el pH, la cantidad de materia orgánica, la cantidad de arcilla y otros que pueden interferir bien directamente sobre la capacidad supresiva, bien indirectamente afectando a las comunidades de microorganismos.

Como se ha comentado anteriormente, las bacterias son los microorganismos más estudiados. En distintos análisis de suelos supresivos se ha visto que existe abundancia de bacterias de los géneros: Streptomyces, Bradyrhizobium, Burkholderia y Nitrospira, así como Bacillus, Enterobacter, Flavobacterium o Pseudomonas (este último también presente en suelos conductivos) mientras que en suelos conductivos abundan géneros como Acidobacteria, Pseudomonas, Agrobacterium y Janithobacterium.

Respecto a los microorganismos fúngicos, se han detectado en suelos supresivos géneros como Penicillium y Trichoderma, así como distintas especies de micorrizas que podrían ayudar en la supresión de la enfermedad de distintas formas.

Conclusión

Las interacciones entre las plantas, los microorganismos y el suelo son tremendamente complejas y aún están siendo objeto de diversos estudios. Los estudios experimentales están demostrando que los exudados de las raíces de las plantas tienen un importante papel en el estado de salud de las plantas, de forma que, en caso de necesidad, la planta puede modular los consorcios de microorganismos en el entorno de la raíz de forma que atrae/favorece a aquellos que le son más beneficiosos.

Los suelos supresivos son una opción muy interesante a la hora de lidiar con las enfermedades, pero aun se requiere una mayor comprensión de las interacciones ecológicas y bioquímicas entre la planta y el patógeno. No obstante, ya ha habido interesantes avances en el aislamiento de metabolitos beneficiosos de distintos microorganismos, así como en el modo de acción de algunos de ellos.

Algunos microorganismos y su modo de acción (Zhuang et al., 2024)

En Arvensis disponemos de una amplia gama de productos que potencian la implantación de microorganismos beneficiosos en el suelo y que favorecen un mejor desarrollo de los cultivos de forma ecológica..

Bibliografía y lectura recomendada

  • Disease-Suppressive Soils—Beyond Food Production: a Critical Review (Jayaraman et al, 2021)

https://doi.org/10.1007/s42729-021-00451-x

  • Microbial diversity in soils suppressive to Fusarium diseases (Todorovic´ et al, 2023)

https://doi.org/10.3389/fpls.2023.1228749

  • Microbiome-Mediated Protection against Pathogens in Woody Plants (Xiong, Yang and Ni, 2023)

https://doi.org/10.3390/ijms242216118

  • Deciphering key factors in pathogen-suppressive microbiome assembly in the rhizosphere (Andargie et al, 2023)

https://doi.org/10.3389/fpls.2023.1301698

  • Microbiome-Mediated Strategies to Manage Major Soil-Borne Diseases of Tomato (Meshram and Adhikari, 2024)

https://doi.org/10.3390/plants13030364

  • Important soil microbiota’s effects on plants and soils: a comprehensive 30-year systematic literature review (Wang, Chi and Song, 2024)

https://doi.org/10.3389/fmicb.2024.1347745

  • Rhizosphere metabolic cross-talk from plant-soil-microbe tapping into agricultural sustainability: Current advance and perspectives (Zhuang et al, 2024)

https://doi.org/10.1016/j.plaphy.2024.108619

De la tierra a la mesa, ¿cómo los bioestimulantes mejoran la calidad de los alimentos?

En el resultado final de cada cosecha hay una historia de esfuerzo e incertidumbre por parte del agricultor. También existe el deber de alimentar a todas las mesas de todo el mundo. Aquí no se puede fallar. La presión es máxima desde todos los ángulos, los agricultores que deben sobreponerse a los numerosos desafíos que les ponen a prueba. Es aquí donde los bioestimulantes se erigen como herramientas muy útiles y necesarias para alcanzar esta creciente demanda en cantidad y calidad del mercado alimenticio.

Pero, ¿En qué áreas ayudan realmente los bioestimulantes a la obtención de alimentos de mayor calidad?

1. Mejorando la salud del suelo

Uno de los mayores desafíos que enfrentan los agricultores es mantener la salud del suelo. Los bioestimulantes revitalizan el suelo agotado. Al mejorar la estructura del suelo y su capacidad para retener agua, aseguran un ambiente propicio para el crecimiento de plantas saludables que produzcan cosechas superiores en calidad y cantidad.

Si deseas aumentar la persistencia de tus aplicaciones en el suelo y potenciar aún más su efecto recomendamos aplicar ácidos húmicos de calidad como Cripthum, que es el más potente del mercado y de pH ácido, perfectamente compatible en tus programas de fertilización, a diferencia de otros.

2. Aumentando la resistencia de las plantas

Las preocupaciones por las enfermedades y las plagas son una constante en la mente de los agricultores. Los bioestimulantes fortalecen la inmunidad de las plantas, permitiéndoles resistir mejor las plagas y enfermedades. Esto reduce la necesidad de pesticidas y agroquímicos, proporcionando alimentos más saludables y valorados por los consumidores.

Para tener una planta robusta te recomendamos Lignomix, nuestro bioestimulante que fortalece y regenera el tejido vascular de tus plantas, así como potencia sus defensas de forma natural.

3. Mejorando la absorción de nutrientes

La absorción de nutrientes es esencial para el crecimiento óptimo de las plantas. Los bioestimulantes actúan como facilitadores, mejorando la absorción de macro y microelementos esenciales. Esto no solo optimiza el desarrollo de las plantas, sino que también asegura que los alimentos que llegan a nuestras mesas estén llenos de nutrientes. Los consumidores lo valoran y, como profesional, tendrás valor añadido en tu producción que te diferenciará en tu zona.

Para mejorar la absorción de nutrientes te recomendamos Ferttybyo que estimula el desarrollo radicular y el crecimiento de tu cultivo.

4. Aumentando la producción y la calidad

Incrementar la producción sin comprometer la calidad es una meta difícil de alcanzar. Los bioestimulantes no solo aumentan la productividad de las cosechas, sino que también mejoran la calidad de los alimentos producidos. Frutas y verduras más sabrosas, nutritivas y visualmente atractivas son el resultado de esta mejora en la calidad.

Para mejorar considerablemente la calidad de tus cosechas te recomendamos Quicelum, nuestro bioestimulante estrella. En la siguiente foto puedes ver el efecto bioestimulante de Quicelum en berenjena.

5. Reduciendo el estrés abiótico

El estrés abiótico, causado por condiciones climáticas adversas o prácticas agrícolas inadecuadas, puede afectar negativamente el rendimiento de los cultivos. Los bioestimulantes actúan como escudos protectores, reduciendo el impacto del estrés abiótico y asegurando cosechas más estables y predecibles.

Para protegerte frente al rajado del fruto producido por lluvias intensas seguido de altas temperaturas te recomendamos Glibetina, nuestro regulador osmótico.

Sin ninguna duda, los bioestimulantes están transformando la agricultura de raíz y han llegado para quedarse. En Arvensis llevamos 25 años investigando y mejorando nuestras soluciones. Para nosotros es una prioridad que obtengas la máxima calidad de tu cosecha y un rendimiento elevado. Estaremos encantados de asesorarte.

Haz clic aquí para ponerte en contacto con nosotros.

La microbiota de las hojas y superficies vegetales

La agricultura esta afrontando  diversos desafíos. La creciente demanda de alimentos, el crecimiento poblacional, el cambio climático y la urgencia por una producción sostenible, son parte de los retos a los que se enfrenta.

Los microorganismos son los seres mas numerosos que existen en la tierra, son esenciales para el funcionamiento de los ecosistemas y mantienen una interacción continua con las plantas. Desde hace décadas se realizan investigaciones relacionadas con el mundo microbiológico de las plantas. La Biotecnología nos permite identificar que microbios contribuyen a un manejo ambiental sostenible. Estos avances científicos han revelado la existencia de complejas comunidades microbianas asociadas a las plantas. Estas comunidades son denominadas “MICROBIOTA”.

Diversidad y funciones de la microbiota vegetal

La microbiota vegetal es diversa y abundante. Están presentes en todos los órganos de las plantas ,durante todas las etapas de crecimiento y desarrollo. La planta y su microbiota pueden considerarse una sola entidad y aunque se ha demostrado que esta microbiota asociada a las plantas promueve el crecimiento de estas ,la adquisición de nutrientes, la resistencia a plagas y enfermedades y la tolerancia al estrés.

La microbiota esta compuesta por una variedad de microorganismos como:

BACTERIAS: La microbiota bacteriana sobre las hojas es aerobia y esta compuesta por bacterias residentes ,además de las bacterias que son transportadas por el aire y se depositan transitoriamente.

HONGOS: Producen biopelículas de protección o sustancias inhibidoras que protegen del ataque de patógenos .Hongos endófitos provenientes de hojas sintomáticas y asintomáticas .

VIRUS, LEVADURAS Y PROTOZOOS: Que pueden ser beneficiosos como patógenos.

Microbiota

Además la microbiota de las hojas y superficies vegetales pueden actuar con la microbiota del suelo formada por un ecosistema complejo que influye en la salud general de las plantas y en la productividad agrícola.

Saber como esta constituido y cuales son los factores que influyen en la microbiota de la planta es muy importante.es fundamental mantenerlo saludable para nutrir, proteger y garantizar la máxima productividad de los cultivos. Estos microorganismos pueden interactuar de distintas formas y pueden ser alterados por factores ambientales(abióticos y bióticos) , la presencia de patógenos y las labores agrícolas, pueden influir.

Diversidad y funciones de la microbiota vegetal

Se han identificado ciertos factores relacionados directamente con las plantas, como su edad y estado fenológico , que influyen en la conformación de la microbiota vegetal. ¿A que futuro nos enfrentamos?

La biotecnología a través de la investigación nos conducirá a nuevas estrategias para mejorar la salud de las plantas ,aumentar su resistencia a plagas y enfermedades y mejorar la productividad agrícola de manera sostenible.

Se están investigando métodos para manipular selectivamente la microbiota de las plantas, ya sea mediante la aplicación de microorganismos beneficiosos la modificación de factores ambientales para promover el crecimiento de microorganismos beneficiosos previamente seleccionados.

Se están desarrollando biopesticidas y biofungicidas basados en microorganismos beneficiosos para controlar plagas y enfermedades de las plantas de manera segura y sostenible.

Se están seleccionando microorganismos que ayuden a tolerar condiciones extremas y que actúan de forma positiva en la promoción del crecimiento vegetal (fitohormonas).

Nos enfrentamos a un largo estudio de esta diversidad microbiana y  sus relaciones simbióticas con las plantas que promueven  la salud y el crecimiento vegetal. Aun nos falta mucho para obtener una gran comprensión de esta microbiota y sus funciones, siendo este uno de los desafíos mas importantes de la Agricultura del futuro para mejorar los rendimientos de manera sostenible.