Aporte de Molibdeno (Mo).
Metabolismo del Nitrógeno.
Fijación de nitrógeno atmosférico.
Aporte en suelos ácidos y exceso de Hierro y/o Aluminio
Descripción

 

Molibdeno (Mo) es uno de los seis elementos químicos "menores" requeridos por las plantas verdes junto con hierro, cobre, zinc, manganeso y boro. De estos seis elementos menores, molibdeno se necesita en cantidades más pequeñas que cualquiera de los otros. Tan pequeño

ya que 50 gramos de molibdeno por hectárea satisfarán las necesidades de la mayoría de los cultivos.

El suministro de molibdeno de la semilla parece ser significativo sólo cuando el tamaño de la semilla es bastante grande.

Las deficiencias de molibdeno ocurren principalmente en suelos ácidos.
Molibdeno es necesario por las plantas para los cambios químicos asociados con la nutrición de nitrógeno. En las no leguminosas, el molibdeno permite a la planta utilizar los nitratos absorbidos del suelo. Cuando la planta tiene molibdeno insuficiente, los nitratos se acumulan en las hojas y la planta no puede usarlas para producir proteínas. El resultado es que la planta se atrofia, con síntomas similares a los de la deficiencia de nitrógeno. A
al mismo tiempo, los bordes de las hojas se pueden quemar por la acumulación de nitratos no utilizados. En las leguminosas, además, el molibdeno ayuda en la fijación del nitrógeno atmosférico por las bacterias de los nódulos radiculares. Las leguminosas necesitan más molibdeno para fijar el nitrógeno que para utilizar nitratos.
La deficiencia de molibdeno se exacerba en suelos ácidos y suelos altos en óxidos de hierro y aluminio. Es particularmente aguda en los suelos ácidos de wodjil.
El molibdeno es relativamente inmóvil en el suelo y puede llegar a estar inaccesible para los cultivos en condiciones secas.
Pulverización foliar (efectiva sólo en la temporada actual), tratamiento de semillas o fertilizante del suelo.
Dado que el molibdeno está inmóvil en el suelo, el encofrado es ineficaz, sólo está disponible para la planta cuando el suelo está húmedo. La mezcla del molibdeno a través de la capa superior del suelo mejora la disponibilidad debido a una distribución de nutrientes más uniforme.
En los potreros de tallo largo a largo plazo, las pequeñas aplicaciones frecuentes de molibdeno a través de perforación, aplicación de surcos o tratamiento de semillas reducen el riesgo de que las raíces de las plantas no puedan obtener el nutriente en épocas secas.
El molibdeno profundamente colocado aumenta las posibilidades de que las raíces puedan obtener suficiente molibdeno cuando la capa superficial del suelo está seca.
Limitar los suelos ácidos productivos para mantener el pH del suelo superior a 5.5 es importante para mantener la disponibilidad de molibdeno.
El fertilizante de molibdeno tiene una vida residual muy baja en suelos de arena arenosos muy ácidos. El aderezo de semillas de molibdeno o el uso de semillas de los potreros del suelo alcalino es una manera rentable de evitar la deficiencia en estos suelos.

FERTIMIX-Mo es un fertilizante de fácil mezclado que aporta Molibdeno (Mo) soluble en agua junto con Nitrógeno (N) y Fósforo (P2O5). Son recomendables aportaciones de FERTIMIX-Mo en aplicaciones foliares, tratamiento de semillas y aplicaciones al suelo.

 El Molibdeno (Mo) es uno de los seis microelementos esenciales para las plantas junto con hierro, cobre, zinc, manganeso y boro. Entre ellos, el Mo precisa cantidades menores que cualquiera de los otros, pero no por ello es menos esencial. Es vital para todas las plantas y, especialmente, para las leguminosas que lo usan también para fijar el N atmosférico. Como recomendación general, se requieren 50 g/ha de Mo.

FERTIMIX-Mo aporta el Mo necesario para la fijación del nitrógeno por las plantas: permite a la planta utilizar los nitratos absorbidos del suelo. Cuando la planta carece de Mo, los nitratos se acumulan en las hojas y la planta no puede usarlos para producir proteínas. El resultado es que la planta se atrofia, con síntomas similares a los de la deficiencia de N. Al mismo tiempo, los bordes de las hojas se pueden quemar por la acumulación de nitratos no utilizados. En las leguminosas, además, ayuda en la fijación del N atmosférico por las bacterias de los nódulos radiculares. Las leguminosas necesitan más Mo para fijar el N que para utilizar nitratos.

FERTIMIX-Mo es especialmente recomendable en suelos ácidos y con altos niveles en óxidos de hierro y aluminio donde la deficiencia de Mo se exacerba. FERTIMIX-Mo también resulta muy útil en cultivos de secano dado que el Mo es relativamente inmóvil en el suelo y puede llegar a estar inaccesible para los cultivos en condiciones secas. Dado que el molibdeno es inmóvil en el suelo, las aplicación vía suelo de Mo pueden ser menos eficaces para corregir carencias. En caso de aplicar al suelo, realizar aplicaciones frecuentes de FERTIMIX-Mo vía drench en el surco de plantación. 

El tratamiento de las semillas con FERTIMIX-Mo es recomendable para reducir el riesgo de que las raíces de las plantas no puedan obtener el Mo en épocas secas. En cultivos de sistema radicular establecido en profundidad, colocar FERTIMIX-Mo en profundidad aumenta las posibilidades de que las raíces puedan obtener suficiente Mo cuando la capa superficial del suelo está seca.

*Composición comercializada en España. Pueden existir variaciones en versiones comercializadas en otros países según las normas nacionales e internacionales. Contacte con el servicio técnico y verifique su formulación.

Mezclas y Compatibilidades

Antes de preparar una mezcla final conviene realizar pruebas de compatibilidad. En caso de duda consulte con nuestro Departamento Técnico.

 

Evitar las mezclas directamente con ácidos fuertes, así como con productos emulsionables y productos de reacción alcalina.

¿Foliar o Radicular?
Foliar
Función / Propósito primaria
Aporte de Molibdeno
Fijación de Nitrógeno atmosférico en leguminosas
Metabolismo del nitrógeno en todas las plantas

AVISO LEGAL
La compañía garantiza la composición, la formulación y el contenido, sin embargo no se responsabiliza del mal uso que se de al producto, formulado exclusivamente para uso agrícola, el cual está destinado única y exclusivamente a ser aplicado en los cultivos recomendados y a la dosis recomendada en el apartado de “DOSIFICACIÓN”, con el fin expuesto en el apartado de “DESCRIPCIÓN”. El usuario será responsable de los daños causados (falta de eficacia, toxicidad en general, residuos, etc.) por inobservancia total o parcial de las instrucciones de la etiqueta.