El diseño de nuevos productos, para encontrar distintas soluciones a los problemas del agricultor, nos hace estar en contínua evolución, ARVENSIS ha desarrollado enfoques muy sofisticados para presentar nuevos productos con un alto nivel de profesionalidad.

 

 

 

El Departamento Técnico, junto con el Departamento I+D+i de ARVENSIS, está formado por un equipo altamente cualificado de técnicos agrícolas, químicos, biólogos y bioquímicos que tienen como objetivo satisfacer las demandas del sector ofreciendo soluciones de alta calidad.

 

 

 

El desarrollo de un producto debe estar bien organizado, implicando varias fases que van desde la investigación de las necesidades que demandan los clientes, hasta el diseño definitivo y posterior aceptación en el mercado. Para llegar con éxito a la obtención de un producto final, eficaz y de alta calidad, nuestros expertos deben seleccionar la mejor idea, lanzar prototipos formulados y evaluar a nivel de laboratorio y campo la efectividad de los productos antes de salir al mercado.

 

 

Para superar con éxito este camino ARVENSIS cuenta con:

• Un laboratorio químico que realiza las oportunas pruebas de formulación con el fin de garantizar la máxima calidad de los productos finales.


• Un laboratorio biológico que se ocupa de realizar pruebas de efectividad a nivel microbiológico en condiciones controladas y simuladas.


• Una planta piloto para producir formulados en escala semi-industrial.


• Un invernadero de cultivo de diferentes fitoespecies que permite reproducir los resultados obtenidos en el laboratorio.


• Si las pruebas en laboratorio resultan satisfactorias, de los mejores prototipos o formulados se plantean ensayos en campo.  Para ello ARVENSIS dispone de una finca experimental en la localidad de Belchite (Zaragoza) y de la colaboración con clientes de diferentes latitudes y entornos que permiten la comprobación de los resultados obtenidos en nuestras instalaciones.

 

 

El Departamento Técnico, junto con el Departamento I+D+i, no sólo debe desarrollar y crear productos, sino que debe planificar un paquete de información para asegurar la factibilidad del manejo de los productos por parte del usuario final. Este paquete de información debe contener detalles relacionados con el producto, dosificaciones, modo de aplicación, detalles relacionados con el funcionamiento del producto y otras cuestiones similares que normalmente se recogen en paquetes de documentación técnica, así como ensayos, artículos y publicaciones, totalmente accesibles a sus clientes a través de muchos canales, como por ejemplo, desde esta propia página web.